Ética vs. Negocio / Negocio con Ética


En el MBA que estoy realizando, estábamos debatiendo sobre “La salud de la Distribución Comercial” y surgió un punto que tal vez no profundizamos demasiado y me gustaría compartir con vosotros: el límite entre la ética y el negocio.

No me estoy refiriendo a la Reponsibilidad Social Corportativa, en estos momentos. Ni tampoco me refiero a que la ética es un componente de base (o debiera) de cualquier negocio.Estoy comentando temas mucho más prácticos.  

Algunos ejemplos:

        Las compañias funerarias o la venta de ataúdes en los tanatorios. El negocio en sí es perfectamente loable, pero ¿son ciertas sin embargo las referencias a que en ciertas ocasiones se aprovechan de los sentimientos de los familiares?

        Las compañias de seguros, centros médicos o “fotomatones” en las cercanías de los centros de tráfico… Ir en autobús por la Gran Vía de Barcelona, a la altura del edificio de La Campana (Tráfico), es todo un espectáculo.  Sin olvidar (¡ah! ¡qué recuerdos!) las fotocopistas en los aledaños de la facultad….

        ¿Y qué tal la venta “cautiva” de bebidas o alimentos en las compañias aéreas? ¿Lo es, teniendo en cuenta que puedes perfectamente entrar en el avión con tu bebida/comida? ¿O la cautividad es justo al pasar el control de seguridad?

        ¿Estudiar el paso de huracanes para dar una mejor cobertura de los artículos “best-seller” antes y después del paso, para garantizar el suministro de artículos a la cadena de tienda? 

¿Vale el decir… total, hacerse va a hacerse, si no lo hago yo, lo hará otro? ¿Por qué en muchas ocasiones cuando se realizan iniciativas de este estilo, las palabras “precio” o “cliente” no son frecuentemente utilizadas?

Está claro que la ubicación es clave en determinados lugares y o momentos; y que el precio que se paga por ello aumenta en función del valor que se le da a los objetos o servicios que se ofrecen y venden.

En un mundo globalizado como el que vivimos, con unos niveles de competencia tan fuertes, nos  puede llevar a situaciones paradójicas: empresas que fabrican bienes de primera necesidad, con políticas claramente ecológicas.. pero que a su vez tienen intereses en la industria armamentística (es un ejemplo ilustrativo, no tiene por qué ser realidad). En este caso, ¿hasta qué punto puedo yo  sentir el orgullo de pertenencia a esta organización?

No quiero (o sí) abrir un debate infinito, pero el tema es más que apasionante. ¿Qué casos/ejemplos conocéis? ¿Qué opináis?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: