Patagonia: Let My People Go Surfing


He aquí un intersante  artículo sobre Patagonia y sobre su fundador Yvon Chouinard.

Podría haber tenido varios títulos: “back to basics”, “Human mission and vision”… Pero también el que tiene es perfectamente válido. El artículo relata muy bien el crecimiento de la compañia y los diferentes problemas asociados a este crecimiento brutal. El crecimiento es tan asfixiante y rápido que lleva a la compañía a la crisis financiera…. ¿solución? Volver a lo básico, lo simple y la escala humana son bellos… ¡y funcionan!

En parte, la lectura me ha recordado al libro “Sopa de Pollo para el Alma” de J.Canfield y MV Hansen. ¿Lo conocéis? Pues algo así, más o menos el mismo efecto.

🙂 Hasta podría servir para sugerir el cambio de título del libro “¿Quien se ha llevado mi queso?” de Spencer Johnson, M.D…. por algo así como “¡Si te gusta mi queso Masdaam, lo repartimos!”

 

En serio, es una lectura muy interesante. Yo destacaría:

  • Breaking the rules and making my own system work is the creative part of management that’s particularly satisfying for me.
  • I had long practiced my M.B.A. theory of management—management by absence—
  • At Patagonia, profit is not the goal, because, as the Zen master would say, profits happen when “you do everything else right.”
  • In many companies, the tail (finance) wags the dog (corporate decisions)
  • This kind of independent thinking applies to our management
  • Part of the key is strong communication
  • Managers try to lead by example
  • When I look at my business, I realize one of the biggest challenges I have is combating complacency
  • “There’s no business to be done on a dead planet.”

Aunque es arriesgado, yo apostaría a que deberíamos ser algo más valientes (y yo el primero) y dejarnos llevar un poco más. Tendríamos que ser (I had a dream!) algo más confiados, y algo más atrevidos. ¿Hemos perdido contacto con el lado humano de los negocios? Globalización, macro-economía, multi-culturalidad, internacionalización de operaciones…

Reconozco en Yvon y Malinda dos personas con coraje, y con “algo” diferente a muchos. Si no fuese así, si todos fuesemos como ellos, seríamos muchos los Bill Gates, muchos los Amancio Ortega, muchos los Isak Andik…. y en cambio son únicos. “Algo” tienen de diferente, por eso lideran.

Como dice Sergio Bambarén en “El Delfin: Historia de un soñador” debiéramos perseguir (y CREER) en nuestros sueños. Y en una dimensión por ahora más humana (y menos atrevida, ‘¡ah! si no debiera haber pensado y más actuado, como dice Sergio) yo por mi parte seguiré intentando aplicar dos máximas: creer en lo que hago (y en el objetivo de mi compañia); y divertirme haciéndolo. No siempre se consigue, pero sigue siendo y será mi objetivo, al menos, el primero.

En definitiva, me gusta (siempre) ver el lado humano y balanceado de los negocios, como es el caso: es lo que realmente hace que valga la pena; también pienso que me gustaría trabajar por y para “una empresa-patagonia”; y que como dice en algún lugar del texto (que no de la Mancha)… el cambio empieza por nosotros: “The Zen master would say if you want to change government, you have to aim at changing corporations, and if you want to change corporations, you first have to change the consumers. Whoa, wait a minute! The consumer? That’s me!”

Saludos, feliz lectura.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: